spotlighttivlogo1
spotlighttivlogo1 spotlighttivlogo1
spotlighttivlogo1
spotlightexpert
item4 item5a item6 item7 item8 item9 item10
item12 item13 item21 item22 item23 item24 item25 item26 item27
item3a

item7b item7a1 item7b1 item7c item7d

Este es... un tour para conocer Valencia en un par de horas:

Hay muchas maneras de explorar Valencia. El bus turístico es siempre una buena idea para comenzar a conocer la ciudad, y hacerse una idea general, el de Valencia comienza la ruta en la Plaza de la Reina (pero puedes subirte en varios otros sitios alrededor de la ciudad) y las vueltas en coche de caballos son también divertidas y especialmente románticas en esta época del año.

Nosotros sugerimos que merodeéis a pie por la ciudad. Con este paseo uno podrá apreciar el fantástico uso del cauce seco del Río Túria en su original trazado. El porqué de esta curiosidad es una larga historia, pero haciéndolo corto podríamos decir que después de la riada en los años 50 el trazado original de río fue desviado para proteger a la ciudad de otra posible gota fría y así de paso construir una circunvalación a la ciudad en los lados del nuevo cauce. Los gobernantes Valencianos de la época prometieron entonces al pueblo que el antiguo cauce sería destinado única y exclusivamente para uso público y así fue, dando lugar a los preciosos jardines, fuentes, zonas de deportes, el Palau de la Música, el Parque infantil Gulliver y la reciente Ciudad de las Artes y las Ciencias que consiste de El Palau de Les Arts (La Opera de Valencia - la segunda mas grande del mundo), el cine Imax L'Hemisfèric, El Museo de las Ciencias Principe… Todos estos edificios contando por supuesto con el increíble moderno diseño dotado por el visionario Santiago Calatrava, arquitecto Valenciano de renombre internacional.

Mas allá del Museo de las Ciencias, encontramos otro atractivo que bien merece un día entero para visitarse, el Oceanográfico. Un parque acuático con shows de delfines y peces y animales de los cuatro continentes. Aun si no eres un amante de la naturaleza, los edificios, las creaciones de Félix Candela dejan boquiabierto a cualquiera y son posiblemente el mayor atractivo.

Recuerda, mientras andas, ¡mira siempre hacia arriba! Puede haber cosas interesantes justo encima de ti.

Bueno, seguimos con el camino. Coge el bus turístico o el nº --- y llega hasta el centro comercial ‘El Saler’ (donde podríamos pasar otro día entero, pero no hoy, ¡que no te tienten las compras!) Anda a través de la calle hasta L’Oceanográfic, mira a tu derecha y admira la silueta de los preciosos edificios frente al el claro cielo azul. Anda bajando hacia el cauce de río en la primera entrada el Museo de las Ciencias (el de los pilares que recuerdan costillas juntándose

en un arco) y empieza a deambular por ahí. En los jardines de esculturas en el lado opuesto del museo , las diferentes obras se encuentran esparcidas debajo de L’Hémisferic (que es el que tiene forma de ojo, con ese párpado que se abre y cierra a diferentes horas del día) y sal cruzando la Opera (con forma alargada y pico, recordando quizás a un antiguo navío) a tu izquierda. Podrías parar ahora para un refresco o ir a la derecha para tomar algo en el nuevo café. Las esculturas aquí y allá con temática musical son un poco difíciles de reconocer ( a mi me pasó en mi primera visita) pero la del piano es claramente mi favorita. Una vez pasada la Opera anda por el centro del cauce y terminarás encontrándote con Gulliver, ¡donde podrías pasar un buen rato si vas acompañado de niños! Una de las sorpresas y atractivos de esta ruta es que terminas pasando por todos los puentes del río. Habrás recorrido ya el de Monteolivete y del Reino, justo antes del de Angel Custodio. Lo próximo que verás es entonces el Palau de la Música, delante del cual, las fuentes con agua bailan con la música y la luz, montando un buen espectáculo visual, perfecto para detenernos ahí y descansar un rato en un banco. Sube la rampa que te sacará del río en el lado del Palau, y cruza por encima del río en este punto donde podrás volver a observar las fuentes desde el Puente de Aragón – el lugar idóneo para verdaderamente mirar a tu alrededor y apreciar el increíble mix de arquitectura antigua y moderna fundiéndose en esta ciudad. Anda ahora hacia la Plaza América y ves a parar a los viejos peldaños de la escalinata del Puente del Mar, ¡donde muchas novias sacan las fotos de su boda! Si miras hacia el cauce desde aquí verás un precioso estanco de agua circular, el más antiguo de valencia que data de el siglo XVI.

También desde aquí observarás el nuevo y delicioso puente de las flores donde el ayuntamiento va renovando las flores cada temporada y las palmeras se estiran y cubren los agujeros del puente naciendo en el mismo cauce, bajo. Aparte de esto, la imagen está dominada por el puente de Exposición, llamado cariñosamente Puente de la Peineta por los Valencianos, al asemejarse esquemáticamente a las peinetas que decoran las cabezas de las falleras en las fiestas regionales, también obra del Valenciano Calatrava.

Para estos momentos empezareis a estar cansados, así que coger la calle contraria, Cirilo Amorós, y después de cinco minutos os encontrareis con novedoso y recientemente renovado Mercado de Colón, que antes hospedaba el clásico mercado mediterráneo y ha sido reconvertido en un acogedor e interesante espacio, con varios stands con floristerías de diseño, boutiques de arte, geniales bares, tiendas, restaurantes y lugares donde tomar un aperitivo. Disfruta de un refresco o bebida y toma unas tapas para culminar nuestra ruta y un día ideal.

advertir que todas las galerías y museos cierran los lunes.

item3
palau
item7c1
cac

¡Así es como se divierte a los niños en Valencia!

Hay un montón de cosas para hacer en Valencia con los niños, ya que, al ser una ciudad tan verde con tantos parques y jardines, hay multitud de sitios para jugar siempre. Sin embargo, el mejor parque para niños de todas las edades es, sin duda, el inigualable Parque de Gulliver, que está ubicado en el viejo cauce del río entre las calles Ángel Custodio y la del Camino de Moreras. Este parque tan especial está basado en las aventuras de Gulliver, concretamente cuando despertó atado en la playa de Lilliput. Es una atracción de 70 metros de longitud y 6 de altitud, y está diseñada para que sus hijos sean los lilliputienses que escalan y luego se deslizan por el cuerpo y la ropa de Gulliver. Justo al lado de este parque se encuentra otro jardín con dos tableros de ajedrez gigantes y una pista de patinaje.

La visita a la Ciudad de las Ciencias puede tomar dos días, la obra arquitectónica del valenciano Santiago Calatrava es impresionante. Está compuesta por una enorme sala de cine esférica, el museo de las ciencias y el oceanográfico, que es el acuario mas grande de toda Europa. Fascinante para niños y adultos.

Las entradas para las galerías y museos de Valencia no son costosos entre semana, pero los domingos hay entrada libre. Muchos de ellos organizan fantásticas actividades para niños, consulten en la Beneficencia, ya que organiza un extenso calendario de eventos para los visitante jóvenes cada fin de semana. No sobra advertir que todas las galerías y museos cierran los lunes.

thisisvalencia.com
Share |
englishflag